Previous Frame Next Frame

Factores de riesgo cardiovascular


Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares causan más de 17 millones de muertes en el mundo cada año. La enfermedad cardiovascular es responsable de la mitad de todas las muertes en los países desarrollados y es la principal causa de muerte en muchos países en desarrollo. En general, es la principal causa de muerte en adultos.La enfermedad arterial coronaria, la forma más común de enfermedad cardiovascular, es la principal causa de muerte.
Hay ciertos factores que desempeñan un papel importante en la probabilidad de que una persona pueda desarrollar enfermedad cardíaca.
Estos factores de riesgo se dividen en dos categorías: principales y contribuyentes.
Los factores principales son aquellos que han demostrado aumentar el riesgo cardiovascular.
Los factores contribuyentes son aquellas que los médicos piensan que puede conducir a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, pero su papel exacto no ha sido definido.
Cuanto más factores de riesgo tenga una persona, mayor será la probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Algunos de los factores de riesgo pueden cambiarse, tratarse o modificarse y otros no.
Si se logran controlar los factores de riesgo a través de cambios de estilo de vida, medicamentos, o ambos, se podrá reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Factores de riesgo principales

1- Hipertensión Arterial
Existen una presión máxima y una presión mínima, que normalmente se mantienen dentro de ciertos valores que se consideran normales (menos de 140 de máxima y menos de 90 de mínima). Cuando la máxima o la mínima son más altas que los valores mencionados en 3 oportunidades, se considera que la persona padece de Hipertensión Arterial. (ver HIPERTENSION ARTERIAL).


2- Colesterol elevado
El colesterol es una sustancia parecida a la grasa que se encuentra en todas las células del cuerpo. Existe el colesterol que es el fabricado por el hígado para formar las membranas celulares y producir algunas hormonas. Hay otro colesterol adicional que es el que ingresa al organismo a través de los alimentos (carnes, huevos y productos lácteos). Aunque a menudo se le atribuye el aumento de colesterol en sangre al colesterol que se encuentra en los alimentos, el principal culpable del aumento de colesterol sanguíneo son las grasas saturadas presentes en algunos alimentos como los productos lácteos enteros, la grasa de la carne roja y los aceites tropicales tales como aceite de coco.
El exceso de lipoproteínas de baja densidad (LDL o "colesterol malo") en la sangre provoca la formación de placas en las paredes arteriales, a partir de un proceso que se llama aterosclerosis. Estas placas acumuladas en las arterias coronarias son las responsables principales de los Infartos de corazón.


3- Diabetes
Las enfermedades cardíacas son la principal causa de muerte entre las personas con diabetes, especialmente la diabetes tipo 2 (también conocida como no insulino-dependiente). Alrededor del 65% de los pacientes con diabetes muere de alguna forma de enfermedad cardiovascular. El buen control de los niveles de azúcar en la sangre puede reducir el riesgo.


4- La obesidad y el sobrepeso
La obesidad aumenta las probabilidades de desarrollar otros factores de riesgo cardiovascular, hipertensión, colesterol alto y diabetes. La obesidad se puede medir mediante el índice de masa corporal (IMC), que es una fórmula que divide kilogramos por la altura en metros al cuadrado (IMC = kg/m2). El sobrepeso es definido como un IMC superior a 25. Las personas con un IMC mayor a 30 son considerados obesos.


5- Tabaquismo
La mayoría de la gente sabe que fumar tabaco aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, pero pocos se dan cuenta de que también aumenta el riesgo de enfermedades del corazón y enfermedad vascular periférica (enfermedad de los vasos que suministran sangre a los brazos y las piernas).
El tabaquismo aumenta la frecuencia cardíaca, contrae las principales arterias y puede provocar irregularidades en el ritmo cardíaco, todos los cuales hacen que el corazón trabaje más. Fumar también aumenta la presión arterial, lo que aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular en personas que ya tienen presión arterial alta.
Aunque la nicotina es el agente activo principal del humo de los cigarrillos, otros productos químicos y los compuestos como el alquitrán y el monóxido de carbono también son perjudiciales para el corazón de muchas maneras. Estas sustancias químicas contribuyen a la acumulación de placa ateroesclerótica en las arterias, posiblemente por lesionar las paredes de los vasos.
Y también afectan el colesterol y los niveles de fibrinógeno, que es un material de coagulación sanguínea. Esto aumenta el riesgo de formación de un coágulo de sangre que puede llevar a una infarto cardíaco.


6- Sedentarismo
Las personas sedentarias tienen un riesgo mayor de ataque cardíaco que las personas que hacen ejercicio con regularidad. El ejercicio quema calorías, ayuda a controlar los niveles de colesterol y la diabetes, y puede disminuir la presión arterial. El ejercicio también fortalece el músculo cardíaco y hace más flexibles las arterias. Las personas que queman activamente entre 500 a 3500 calorías por semana, ya sea en el trabajo o por medio del ejercicio, puede esperar vivir más tiempo que las personas que no hacen ejercicio. Incluso ejercicio de intensidad moderada es beneficioso si se hace con regularidad.


7- Género
En general, los hombres tienen un mayor riesgo de ataque cardiaco que las mujeres. Pero la diferencia se reduce cuando las mujeres alcanzan la menopausia. Después de 65 años de edad, el riesgo de enfermedades del corazón es casi la misma entre los sexos, cuando otros factores de riesgo son similares.


8- Herencia
Las enfermedades del corazón tiende a darse en familias. Por ejemplo, si sus padres o hermanos padecieron de un problema cardíaco o circulatorio antes de los 55, entonces el paciente está en mayor riesgo de enfermedad cardiaca. Los factores de riesgo (incluyendo la presión arterial alta, diabetes y obesidad) también puede ser transmitido de una generación a otra.


9- Edad
La edad avanzada es un factor de riesgo para enfermedades del corazón. De hecho, aproximadamente 4 de cada 5 muertes debidas a enfermedades del corazón se producen en personas mayores de 65 años. A medida que envejecemos, las paredes del corazón pueden engrosarse y las arterias se endurecen, haciendo que el corazón sea menos capaz de bombear sangre a los músculos del cuerpo. Debido a estos cambios, el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular aumenta con la edad. Gracias a sus hormonas sexuales, las mujeres generalmente están protegidas de las enfermedades del corazón hasta la menopausia, a continuación, su riesgo aumenta. Las mujeres mayores de 65 años tienen casi el mismo riesgo de enfermedad cardiovascular que los hombres de la misma edad.



Factores de riesgo contribuyentes

1- Estrés
Los efectos del estrés sobre el sistema cardiovascular no se ha aclarado completamente.
Los investigadores han identificado varias razones por qué el estrés puede afectar al corazón.
Las situaciones estresantes aumentan la frecuencia cardíaca y la presión arterial, aumentando la necesidad de oxígeno del corazón. Esta necesidad de oxígeno puede provocar angina de pecho en personas que ya tienen una enfermedad cardíaca.
Durante momentos de estrés, el sistema nervioso libera más hormonas (principalmente adrenalina). Estas hormonas aumentan la presión arterial, que puede dañar el revestimiento de las arterias. Cuando las arterias se curan, las paredes pueden endurecerse o aumentar en grosor, lo que facilita la acumulación de placa.
El estrés también aumenta la cantidad de factores de coagulación de la sangre, por lo que es más probable que se forme un coágulo. Los coágulos pueden obstruir totalmente una arteria obstruida por placa y ocasionar un ataque al corazón.
El estrés también puede contribuir a otros factores de riesgo. Por ejemplo, las personas que sufren estrés pueden comer en exceso, empezar a fumar o fumar más de lo habitual.


2- Hormonas sexuales
Entre las mujeres menores de 40 años, la enfermedad cardíaca es poco frecuente. Pero entre las edades de 40 y 65 años, las probabilidades de que una mujer tenga un ataque al corazón aumentan en gran medida. De 65 en adelante, las mujeres constituyen aproximadamente la mitad de todas las víctimas de ataques cardíacos.


3- Pastillas Anticonceptivas
Los primeros tipos de píldoras anticonceptivas contenían niveles elevados de estrógeno y progesterona con lo que aumentaban el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, especialmente en mujeres mayores de 35 años que fumaban. Sin embargo, las píldoras anticonceptivas de hoy contienen dosis mucho más bajas de hormonas y se consideran seguros para las mujeres menores de 35 años que no fuman o que tienen presión arterial alta.
Pero los anticonceptivos orales aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca y formación de coágulos en pacientes fumadoras o con otros factores de riesgo, especialmente en mayores de 35 años. Según la American Heart Asociation (AHA, Asociación Americana del Corazón), las mujeres que toman anticonceptivos orales deberían controlar anualmente los niveles de presión arterial, triglicéridos y glucosa.


4- Alcohol
Estudios sobre el alcohol han demostrado que el riesgo de enfermedad cardíaca en personas que beben cantidades moderadas de alcohol es menor que en los no bebedores. Los expertos dicen que el consumo moderado es un promedio de una a dos bebidas al día para hombres y una bebida por día para las mujeres.
Sin embargo, beber más de una cantidad moderada de alcohol puede causar problemas tales como: hipertensión, accidentes cerebrovasculares, arritmias y cardiomiopatías (enfermedades del músculo cardíaco).
La bebida típica tiene entre 100 y 200 calorías. Las calorías del alcohol a menudo aumentan la grasa del cuerpo, que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
No se recomienda que los no bebedores empiecen a tomar alcohol o que los bebedores aumenten la cantidad que beben.



No olvidar que:

Nunca es demasiado tarde o demasiado temprano para empezar a mejorar la salud del corazón.
La mayoría de los principales factores de riesgo pueden ser controlados.
Mediante la eliminación de los factores de riesgo modificables y el manejo adecuado de los que no se pueden controlar, se puede reducir enormemente el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Instituto Clínico Cardiológico, Consultorio

HORARIOS DE ATENCION

Lunes a Jueves de 9:00 a 19:00 hs. y Viernes de 9:00 a 18:00 hs.

TURNOS

Lunes a Viernes de 9:00 a 17:00 hs.      

INSTITUTO CLINICO CARDIOLOGICOAlberti 2368, Mar del Plata.0223 496.1221 / 496.1222

ARRIBA